Seguir por correo electrónico

domingo, 2 de abril de 2017

¡¡¡¡BEEBOT LLEGA AL COLE!!!!

Como leéis: ¡Por fin Beebot ha llegado a nuestro cole!

Sinceramente os digo que tenía unas ganas enormes de publicar esta entrada. Ha sido más tarde de lo que esperaba pero por fin mi sueño se ha hecho realidad.

Mis profesores siempre me han considerado una buena escritora y en estos momentos, no sé cómo expresar la emoción que me embarga al contaros que los esfuerzos de tantos y tantos años se han empezado a hacer realidad.

Bien, como os decía, me hubiera gustado poder participar en el "Viaje de Beebot" pero muy a mi pesar, no pudo ser. No importa. Lo que realmente importa es que finalmente ha llegado.

No me gusta poner fotos de menores en este blog. Pero, como excepción, os las voy a poner porque la expresión de su cara lo dice todo.

Os cuento:

Una de mis compañeras entró de sopetón en la clase diciéndonos que tenía un paquete para nosotros. Reunimos a los niños de mi clase y a los de mi compañera en mi aula y colocamos el paquete encima de una mesa dispuestos a averiguar cuál era su contenido.


En un principio fui echando pequeñas miradas levantando tan apenas la solapa de la caja y cuando iba a mirar un poquito hacía como me daba repelús. Les decía: "Me da un no sé qué, que qué se yo, que yo qué sé". Eso les encantaba. Además, al ir a mirar, movía la caja y ellos creían que dentro había algo que la hacía moverse.


Mi compañera se acercaba a escuchar y la poner la oreja, emitía un zumbido y ellos ni se daban cuanta de la emoción que tenían. Empezamos a lanzar hipótesis sobre qué podía haber dentro. Lidia decía que habría una avispa. Otros, una mosca.
Al final, nos decidimos a mirar y Hugo y Rocío se lanzaron a inspeccionar su interior.



Finalmente la abrimos y encontramos 2 beebots y una carta.
Pensamos que teníamos que hacer con ese escrito y Lidia sugirió leerla. Fue entonces cuando nos enteramos que la abejita se llamaba Beebot y que era una abejita aventurera y viajera y que había llegado a este cole después de un largo viaje para conocernos y ayudarnos a aprender. Para lo cual nos enseñaba el modo en el cual podíamos jugar con ella. Primero nos dijo que la colocáramos encima de su tapete. Y dijimos: ¿qué tapete? Lo buscamos en la caja y allá al fondo, encontramos un paquete que al desenvolverlo nos mostró dos tapetes con números, puntitos y manos.
Como nos dijo Beebot la colocamos encima de uno de los tapetes y sentados alrededor del mismo, seguimos las instrucciones de la carta para conocer el funcionamiento básico de los botones.




Me sorprendió la rapidez con que lo pillaron, sobre todo, Yeiko y Mireia. ¡Asombroso!

Os dejo la carta en formato word para que la podáis traducir.

Si lo prefieres en PDF, te lo dejo en Slideshare para descargar.




Y ahora lo más importante: si te ha gustado, déjame un comentario. Te lo agradezco.

Un saludo,

Silvia